Instrucciones Instrucciones Cómo mantener los neumáticos

Nivel de dificultad: novato  |  Tiempo necesario: 5 minutos  |  Herramientas necesarias: calibrador de profundidad de banda de rodamiento o un centavo, manómetro para neumáticos  |   Piezas, productos, servicios o tecnología relacionados: ninguno



Sistema de monitoreo de presión de neumáticos (TPMS)

El sistema TPMS mide la presión del neumático y le avisa al conductor si uno o más neumáticos se encuentran un 25 por ciento por debajo de la presión de inflado en frío recomendada. Si el sistema detecta presión baja en uno o más neumáticos, se encenderá la luz del sistema de monitoreo de presión de neumáticos y permanecerá fija; y según el modelo, aparecerá un mensaje de Verificar la presión del neumático, Presión del neumático baja o Añadir aire al neumático.   

Cuando esto suceda:

1. Controla y ajusta las presiones de aire de todos los neumáticos a los niveles recomendados.

2. Conduce el vehículo para que se apague la luz.

Nota: si la luz del Sistema de monitoreo de presión de neumáticos aparece como un faro amarillo parpadeante por más de un minuto y permanece fija, entonces se requiere un servicio de diagnóstico. Si el TPMS de tu vehículo no funciona correctamente, no puede detectar ni señalar una condición de baja presión en los neumáticos.


Monitoreo de la presión del neumático (manual)

Es importante mantener tus neumáticos dentro de los niveles de presión recomendados en las especificaciones. Los neumáticos con falta de presión generan un andar deficiente, se desgastan de forma prematura e irregular, y reducen la economía de combustible. Los neumáticos con exceso de presión no tienen buen agarre y provocan un andar brusco. Además, los neumáticos con exceso o falta de presión se sobrecalientan con mayor facilidad, lo que puede resultar en un pinchazo.

Para monitorear la presión:

1. Averigua el nivel de presión recomendado (se encuentra en el manual del propietario y en el marco de la puerta del conductor de tu vehículo).

2. Con un manómetro, revisa la presión de los neumáticos al menos una vez al mes cuando estén fríos (es decir, cuando el vehículo no haya estado en movimiento al menos durante 3 horas o haya recorrido como máximo 1 milla).

3. Ajusta los niveles de presión del neumático según sea necesario.

 


Monitoreo del desgaste de los neumáticos

La National Highway Safety Traffic Administration recomienda reemplazar los neumáticos cuando la profundidad de la banda de rodamiento es 2/32 de una pulgada o menor. Existen dos maneras sencillas de medir la profundidad de la banda de rodamiento:

1. Utiliza un calibrador de profundidad de la banda de rodamiento.

2. Realiza la prueba del centavo.

a. Coloca un centavo invertido en la banda de rodamiento del neumático.

b. Si puedes ver la parte superior de la cabeza de Lincoln, la profundidad de la banda de rodamiento es menor a 2/32 de una pulgada y necesitas cambiar el neumático.

 

 

Otras señales de advertencia de que necesitas cambiar tus neumáticos:

  • Tres o más indicadores de desgaste de la banda de rodamiento alrededor del neumático.
  • Puede verse el cordón o la tela del neumático a través de la goma.
  • La banda de rodamiento o pared lateral del neumático está rajada.
  • El neumático presenta protuberancias o irregularidades.
  • El neumático está pinchado.


Enlaces y recursos relacionados


Preguntas y respuestas

¿Cuándo debería hacer rotar los neumáticos?

Como parte de un nuevo programa de mantenimiento revisado, se recomienda a los propietarios de vehículos GM del año del modelo 2011 o más nuevos que acudan a su concesionario para una rotación de neumáticos cada 7,500 millas.

¿Cómo guardo correctamente los neumáticos?

Los neumáticos envejecen cuando el vehículo permanece estacionado durante largos periodos de tiempo. Si el vehículo va a estar guardado por un mes o más, estaciónelo en un lugar fresco, seco y limpio, alejado de la luz directa del sol para retrasar el proceso de envejecimiento. El sector debería estar libre de grasa, gasolina u otras sustancias que puedan dañar la goma. Esto también se aplica a neumáticos no montados.

 

Estacionar un vehículo durante un largo periodo de tiempo también puede causar sectores planos que quizás provoquen vibraciones al conducir. Al guardar un vehículo durante más de un mes, quita los neumáticos o eleva el vehículo para reducir el peso.

¿Necesito una alineación de rines?

La alineación apropiada de los rines es fundamental para la vida útil de tus neumáticos. Si tu vehículo no está bien alineado, esto puede causar que los neumáticos se gasten en forma dispareja y es posible que experimentes problemas de maniobrabilidad, tales como arrastre o vibración anormal.

 

Los neumáticos y los rines se alinean y balancean en fábrica para brindar el mejor desempeño general. No es necesario realizar ajustes de alineación de rines y balanceo de neumáticos en forma regular. Considera revisar la alineación de los rines si hay un desgaste inusual de los neumáticos o si tu vehículo GMC se arrastra significativamente a un lado u otro.

 

A menudo, un neumático desbalanceado afecta la calidad del andar y puede acortar la vida útil de los neumáticos, cojinetes, amortiguadores y otros componentes de la suspensión. Si el vehículo vibra al conducir por un camino parejo, quizás sea necesario volver a balancear los neumáticos y rines.


¿Buscas algo más?


¿Necesitas más ayuda?

Comunícate con uno de nuestros especialistas.


Para conocer si tu vehículo tiene esta función, contacta a tu concesionario o consulta la lista de equipamiento del vehículo. Consulta el manual del propietario para obtener más información acerca de las funciones. 

|