Acerca de Acerca del sistema de frenos

Los frenos son elementos de seguridad cruciales, por lo que mantenerlos en condiciones óptimas siempre debería ser una prioridad. A continuación, se indica información acerca de los componentes esenciales de los frenos, del cuidado básico de los frenos y de las señales que indican que es necesario realizar un servicio a los frenos. 

Principales componentes de los frenos

La mayoría de los vehículos GM vienen equipados con frenos de disco en las cuatro ruedas. Entre los principales componentes de los frenos de disco, se incluyen los siguientes:   

A. Balatas: las balatas están compuestas por material de fricción que se presiona contra el rotor para enlentecer y detener el vehículo.
  
B. Rotor: el rotor consiste en un disco que rota con la rueda. Las balatas se presionan contra el rotor para enlentecer y detener el vehículo.
  
C. Caliper de freno: el caliper de freno consiste en una mordaza hidráulica que presiona las balatas contra el rotor.

Algunos vehículos GM cuentan con frenos de disco en las ruedas delanteras y frenos de tambor en las ruedas traseras. En un sistema de frenos de tambor, el tambor rota junto con la rueda. Durante el frenado, las zapatas de freno se presionan contra el interior del tambor y crean fricción para enlentecer y detener el vehículo.   


Cuidado básico de los frenos

El sistema de frenos debe mantenerse a lo largo de toda la vida útil del vehículo. No hay intervalos de millaje específicos para el servicio de los frenos porque el desgaste de ellos varía según los hábitos y las condiciones de conducción. Por este motivo, en los concesionarios GM, los frenos se inspeccionan en cada inspección multipunto. La inspección del vehículo será llevada a cabo por técnicos capacitados, que examinarán las balatas (o zapatas) delanteras y traseras, los rotores, las mangueras y los calipers para determinar el grado de desgaste. También se inspeccionarán las líneas de líquido para detectar rajaduras y fugas.


Señales que indican que es necesario realizar un servicio a los frenos

Es posible que las balatas del sistema de frenos incluyan indicadores de desgaste de los frenos que te alertarán cuando se necesite realizar un servicio. Los indicadores consisten en lengüetas metálicas integradas en las balatas. Cuando las balatas hayan sufrido un desgaste al punto de que puedan verse los indicadores, las lengüetas harán fricción con los rotores al aplicar los frenos, y se emitirá un chirrido, un ruido agudo o un silbido. Si escuchas alguno de estos sonidos, es hora de revisar tus frenos.


Es posible que el vehículo también incluya un control de la vida útil de las balatas, que utiliza sensores que permiten realizar una estimación del desgaste de las balatas midiendo los grosores delantero y trasero. Cuando se necesite realizar un servicio, se mostrará un mensaje en el centro de información al conductor.

Otras señales de que los frenos podrían necesitar servicio:

 

  • Ruidos de rechinamiento
  • Distancias de frenado mayores que las habituales
  • Sensación esponjosa en el pedal de freno
  • Recorrido del pedal de freno mayor que el normal
  • Vibración en el pedal de freno o volante al aplicar los frenos
  • Arrastre del vehículo hacia la izquierda o derecha al aplicar los frenos.

 

Si tienes preguntas o inquietudes, pregúntaselas a un experto de servicio certificado en tu concesionario local.



Enlaces y recursos relacionados


Preguntas y respuestas

¿Las balatas metálicas acortan la vida útil de los rotores?

Sí. Las balatas con un mayor contenido metálico tenderán a operar con una mayor fricción abrasiva y las partículas metálicas de ellas tendrán un contacto directo con la superficie de los rotores de freno. El uso de balatas metálicas creará más polvo de freno y acortará la vida útil de los rotores. La mayoría de los vehículos GM en América del Norte utilizan balatas orgánicas sin contenido de asbesto (también conocidas como balatas cerámicas). Estas balatas desarrollan una película de transferencia, que consiste en una capa de material en la superficie de la balata y del rotor que actúa como un almohadón (a escala microscópica) entre la balata y el rotor. Esta característica las protege a ambas del contacto abrasivo que provoca desgaste.


¿Buscas algo más?


¿Necesitas más ayuda?

Comunícate con uno de nuestros especialistas.


Para conocer si tu vehículo tiene esta función, contacta a tu concesionario o consulta la lista de equipamiento del vehículo. Consulta el Manual del propietario para obtener más información acerca de las funciones.

|