2019-2-25 | Revista New Roads de Chevy

Escapada de campamento

Ya no solo para niños, salir a acampar es una actividad cada vez más popular entre adultos, especialmente en lugares como Camp Wandawega: un lugar apartado maravillosamente rústico, sin lujos, digno de fotografiar.

El ritmo constante de la vida cotidiana hace que mucha gente añore las épocas donde todo era más simple. Algunos lo están encontrando en los campamentos.
 

Recapturar la libertad de la infancia y la nostalgia de los veranos pasados, así sea solo por un breve momento, es muy atractivo, explica Allison Schaffer, 31, una diseñadora gráfica de Chicago muy ocupada. Salir a acampar te permite desconectarte del trabajo, la vida urbana y la tecnología y, en su lugar, reconectarte con amigos, hacer nuevos y jugar como un niño una vez más.

A la vieja usanza

Y mientras más auténtica sea toda la experiencia mejor, por eso muchos están reservando estadías en Camp Wandawega en Elkhorn, Wis., a unas dos horas al noroeste de Chicago. El histórico campamento, emplazado en 25 acres boscosos con un lago, fue restaurado de forma encantadora hasta el más ínfimo detalle por sus dueños: Teresa Surratt y David Hernandez. Hernandez pasó los veranos de su infancia aquí con su familia.

 

"Todos los lugares adonde vayas, cada sala, cada casa, cada pulgada cuadrada del lugar hacen que sientas que acampas en otra época", dice Matt Golin, un editor de video de Chicago de unos 40 años que se quedó en el campamento dos veces el verano pasado. Las fotografías antiguas, la taxidermia, las mantas de lana, los equipos deportivos, incluso la espátula baquelita en la gaveta rinden homenaje a los viejos tiempos del campamento. Es el sueño de todo fotógrafo y, lo más importante, transporta a los huéspedes a un estado mental diferente.

Los detalles importan

3.6 L

MOTOR V6 DISPONIBLE

27

MPG EN CARRETERA

98.2 PIES CÚBICOS

ESPACIO DE CARGA MÁXIMO

1.6 L

MOTOR TURBO-DIESEL DE 4 CILINDROS DISPONIBLE

39

MPG EN CARRETERA

63.9 PIES CÚB.

VOLUMEN DE CARGA MÁXIMO

Una escapada contemplativa

De hecho, muchos jóvenes profesionales eligen acampar como forma de equilibrar sus vidas, de acuerdo con un estudio de 2017 llevado a cabo por KOA. Dicen que acampar no solo es una excelente manera de pasar tiempo con amigos y familiares, sino también reduce el estrés y contribuye a su bienestar emocional.

 

Toda la investigación apunta a "lo que sabes de manera innata que es cierto, que estar en contacto con la naturaleza te hace bien", cuenta Matt Gore, 36, un director creativo de la ciudad de Nueva York que estuvo en el campamento Wandawega cuando vivía en Chicago y al cual regresó hace poco para un retiro laboral. Estar acampando "te permite desconectarte de la vida real de muchísimas maneras", afirma.

 

La señal de Wi-Fi y de servicio celular irregular es un incentivo para dejar los teléfonos cargando. "No estar todo el tiempo con el teléfono encima es una nueva experiencia", dice Golin.

 

Y con tantas interacciones en línea en la actualidad, el poder hablar verdaderamente con personas mientras nos divertimos sin simular que estuvo increíble, dice Schaffer, que disfrutó de socializar con su propio grupo de amigos además de conocer a otros campistas alrededor de una fogata enorme.

Crea tu escapada

con Equinox y Traverse, manejar hasta el campamento es una aventura por sí sola

Lleva a tu pandilla

A veces, el espacio es el lujo supremo. La Traverse High-Country de tres filas tiene asientos para siete pasajeros, para que todos puedan llegar al campamento. También tiene versatilidad para la carga, gracias a las sillas de capitán plegables en la segunda fila y un asiento tipo butaca con respaldo dividido 60/40 plegable con mecanismo eléctrico en la tercera fila.

Abunda el confort

La Traverse High Country está exhibida. El equipo estándar incluye un sistema de sonido de 10 bocinas Bose® premium estándar, asientos del conductor y copiloto con ventilación y calefacción además de asientos con calefacción en la segunda fila, y un sistema de control de clima de tres zonas automático para que todos estén a gusto.

En casa antes de que oscurezca

La Traverse High Country cuenta con un motor V6 de 3.6 litros, que genera 310 caballos de fuerza y 266 libras-pie de torque. Conectado a una transmisión automática de nueve velocidades estándar, es la potencia suficiente para que te lleve de regreso a tu litera a la hora de dormir.

Camina ligeramente

Lo último que necesitas en una escapada de fin de semana en el bosque es tener que hacer diversas paradas para llenar el tanque. El motor turbo de 1.5 L estándar de la Equinox, que ofrece 32 millas por galón en carretera, brinda un equilibro perfecto de potencia y economía de combustible. El motor turbo-diesel de 1.6 litros disponible es incluso más frugal, ya que ofrece hasta 39 millas por galón en la carretera.

Empaca como un campeón

La Equinox lo tiene todo, incluso si necesitas una bolsa de dormir extragruesa, varios cojines o una nevera extragrande. El asiento trasero tipo butaca con respaldo dividido 60/40 se pliega para ofrecer hasta 63.9 pies cúbicos de espacio de carga. Si bien estarás acampando, no necesariamente debes pasarla mal.

Relájate

Si estás ocupado cargando tu nevera más grande, puedes abrir o cerrar la compuerta eléctrica manos libres de la Equinox Premier siempre y cuando tengas un pie desocupado. Exhibe tus movimientos con una rápida patada debajo de la defensa trasera para activarla.


Planifica tu retiro

El Wandawega Hotel original fue construido en 1925 como un bar clandestino y, después de varios giros, terminó siendo un complejo vacacional en los años 1960 y un campamento de la iglesia. Ahora el campamento Wandawega recibe a grupos grandes y pequeños, pero el alojamiento es un campamento primitivo y glorificado entre edificios antiguos, así que lee su "Manifiesto de bajas expectativas" para asegurarte de que es adecuado para tu grupo. wandawega.com


¿Quieres irte de campamento?

La mayoría de los campamentos para adultos vienen con todo incluido, duran todo el fin de semana y se organizan en instalaciones de campamentos juveniles cuando
no hay niños. Cada uno ofrece una experiencia diferente, desde contemplativa hasta indulgente, así que reserva en consecuencia.

Camp Halcyon

Para una experiencia en los bosques rústicos del norte, junto con clases de yoga en la playa, clases para hacer kombucha y catas de vino y whisky cada noche, visita Camp Halcyon. Ubicado en Camp Lakotah en Wautoma, Wis. (a dos horas al noroeste de Milwaukee), también organiza campamentos de otoño e invierno. camphalcyon.com

 

Club Getaway

El complejo de 300 acres con lago privado ha recibido aventureros a Berkshire Mountains de Connecticut desde 1946. Ofrece desde tirolesa y trapecio hasta clases de coctelería y cenas temáticas, además de cabañas con aire acondicionado. Se encuentra a 90 minutos en auto desde la ciudad de Nueva York. clubgetaway.com

Camp Kid Again

Caminatas por la naturaleza, natación bajo cascadas y competencias en equipo son el eje aquí, junto con fiestas de baile y cerveza artesanal local. El marco es el Camp Blue Ridge sobre 250 acres en Mountain City, Ga. (a unos 90 minutos al norte de Atlanta).

 

 

Camp Rahh

El primer campamento de verano para adultos de Seattle ofrece piragüismo, arquería, escalada en muro y roca, discoteca silenciosa en el bosque, conciertos en vivo, clases curadas y cuatro platos de comida, todo en un ambiente libre de tecnología, drogas y alcohol. camprahh.com

Mucho por hacer

Si bien el campamento Wandawega tiene personal para asegurarse de que los huéspedes estén contentos, no se les impone un cronograma fijo de actividades. Es decir, tienes la libertad de probar practicar lanzamiento de hacha, arquería o surf de remo, ir de excursión, ciclismo o pesca, o jugar al tejo, herrón o baloncesto cuando lo prefieras.

 

También puedes pasar el día soñando en una hamaca o quizá en una casa del árbol, un tipi o una cabaña con forma de A con vistas al lago.

 

A Golin le gustó salir con amigos al muelle (incluye perro de campamento amigable), hacer piragüismo por el lago y jugar al póquer en Church Key Lounge, un remolque Airstream adornado como un bar de los años 1960.

 

Gore, y su "temerario niño interior", tomó el columpio y se tiró al lago. En el campamento, puedes simplemente "divertirte y reconectarte con tus amigos", cuenta.  

Lo simple es bueno

El campamento Wandawega no tiene todo incluido. Aun así, Gore descubrió su actividad de campamento favorita: ir de compras en el lugar en busca de provisiones y cocinarles a sus amigos. Para Golin era lo mismo, ya que amaba cocinar hamburguesas y tocino en la parrilla grande al aire libre del campamento. "Es un lugar simple con actividades simples, placeres simples", afirma Gore sobre el campamento. A veces, eso es exactamente lo que necesitas.

 

HISTORIA: ANNE NAGRO / FOTOGRAFÍA: CHRIS STRALEY

|

*El precio de venta sugerido por el fabricante no incluye costo del flete, impuesto, título, licencia, cargos del concesionario y equipos opcionales. Haz clic aquí para ver los costos de flete de todos los vehículos Chevrolet.