2018-6-18 | Revista New Roads de Chevy

Ingeniero. Músico. Superpapá.

Mike Lucey se centra en los detalles.

Como la mayoría de los papás, Mike Lucey haría cualquier cosa por sus hijos. Así se trate de arreglos eléctricos u otros trabajos en sus casas, Steven, de 30, Justin, de 28 y Melissa, de 26 años saben que siempre pueden contar con su padre.

 

Pero el último julio Mike hizo más que lo que haría un padre cuando la prometida de Justin, Mara, embarazada de su nieto, sufrió un accidente de auto terrible. Mara estaba estacionando en la entrada para autos de un amigo cuando otro auto pasó a alta velocidad por su punto ciego en el camino rural adyacente y golpeó el frente de su vehículo, y lo hizo girar en trompo 180 grados. El otro auto volcó y aterrizó dado vuelta en una zanja.

 

"Fue espantoso", dice Lucey. Afortunadamente Mara y el bebé no sufrieron daños grandes, pero su auto quedó completamente destruido. Ahí fue cuando entró en escena Lucey. Sabiendo lo importante que es para una familia nueva joven contar con un vehículo confiable y con la intención de aliviar el estrés tanto como fuera posible, Lucey y su esposa, Kathleen, le regalaron a la pareja su Chevrolet Malibu 2010.

 

"Me encantaba mi Malibu, pero era lo que había que hacer, y una buena mejora para ella", dice Lucey. "Mi esposa dijo que nosotros podíamos costear los pagos de un auto nuevo mejor que ellos. Fue divertido poder hacerlo".

Un vehículo para ambos lados del cerebro

Mike Lucey es ingeniero de día y músico de noche. El Malibu ofrece un equilibrio similar entre arte y tecnología, con una elegancia y eficiencia sorprendentes.

El único problema de pasarles su amado Malibu fue que Lucey no tenía idea de con qué auto quería reemplazarlo. Así que emprendió un proceso de compra de auto largo y activo en el que vio autos nuevos, autos usados, SUV, sedanes y más. Unos días después de haber iniciado la búsqueda, fue a su concesionario local de Chevrolet. Después de mirar algunos modelos, estaba dando la vuelta cuando le llamaron la atención "estos rines hermosos".
 
"Lo supe de inmediato", dice. "Listo. Es este. Sin siquiera mirar el resto del auto ni su interior. Suena tonto, pero lo supe". Esos rines hermosos eran de un Malibu 2017 nuevo, con carrocería en Blanco Nevado y rines de aluminio de 18 pulgadas disponibles. "La gente de Chevy realmente la pegó con esta combinación", dice Lucey. "La aleación ennegrecida hermosa y grande con blanco es un impacto absoluto".


A Lucey también le encantó la línea deportiva y sofisticada del diseño del Malibu. "Me encanta la apariencia de una coupe en un sedán de cuatro puertas".
 
Pronto supo que su nuevo Malibu ofrecía mucho más que simplemente ese estilo increíble que lo había atraído a primera vista, incluidas sus 36 MPG en carretera según la EPA.
 
"Conduje a casa desde el concesionario, a unos 25 minutos de distancia", explica. "Cuando llegué a la entrada de autos miré la cantidad de millas y pensé '¡wow!'"
 
Como ingeniero (y "geek", según sus propias palabras), Lucey aprecia mucho este tipo de detalles técnicos. "La tecnología de arranque/detención del motor es sencillamente increíble", dice. "Es tan suave e instantánea. Es una tecnología tan genial. Mis felicitaciones a los muchachos de diseño de software que codificaron ese algoritmo".

Unos días después de haber iniciado la búsqueda fue a su
concesionario local de Chevrolet. Estaba dando la vuelta cuando
"estos rines hermosos" llamaron su atención.
"Lo supe de inmediato", dice. "Es este".

El Chevrolet Malibu no resigna nada

El Malibu logra el equilibrio perfecto, fusionando un estilo teatral con la última tecnología de Chevy y una eficiencia notable con un poder de aceleración impresionante.

Lucey conecta su teléfono al Malibu con la compatibilidad con Android Auto™ y reproduce algunas de sus canciones favoritas, con una lista que va desde música country hasta pop, la misma música que toca como cantante y guitarrista acústico de medio tiempo. Cuando era más joven, Lucey solía tocar en bandas, y en los últimos años encontró la forma de volver a esta pasión, ofreciendo espectáculos frecuentes en los alrededores de su ciudad, Corning, N.Y. La cajuela "gigante" de su Malibu es perfecta para transportar equipos hacia y desde sus shows, dice, y cuando tiene que salir de la ciudad para tocar en algún lado, siempre elige su Malibu y no la SUV más grande de su esposa, porque nada supera el espacio amplio de su Malibu y su fantástico rendimiento de gasolina en millas.

 

¿Y quién está en primera fila en muchos de esos espectáculos? Su nieto de 3 meses, Kane, que logró superar ese accidente con su madre antes de nacer, y que ahora tiene ojos grandes que brillan mientras salta y se mueve al ritmo de la música de su abuelo.

 

"Soy fan de Chevy desde hace años y siempre aprecié su diseño", dice Lucey. "Ver dónde llegó hoy la marca, con tanta atención al detalle tanto en su interior como en su apariencia exterior y sentir el auto, todo el auto, es mucho más que la suma de sus partes. Es totalmente maravilloso".

 

TEXTO: LESLIE YOUNGBLOOD/FOTOGRAFÍA: CHRISTIAN KOZOWYK

|

*El precio de venta sugerido por el fabricante no incluye costo del flete, impuesto, título, licencia, cargos del concesionario y equipos opcionales. Haz clic aquí para ver los costos de flete de todos los vehículos Chevrolet.