2019-10-8 | Revista New Roads de Chevy

El desgaste perfecto

Los "channeled scablands", terrenos pelados erosionados en forma de canales, que se encuentran en el este de Washington fueron tallados por los ancestrales glaciares y muchos milenios de erosión. Erosionado por inundaciones catastróficas a fines de la última era de hielo, el paisaje resultante de colinas ondulantes y riscos pronunciados enmarcados por cielos y praderas ahora está lleno de granjas.

 

Las personas como Gregg y Lisa Beckley han vivido y trabajado en estas tierras toda su vida. De hecho, las plantaciones de trigo de los Beckley forman parte de una empresa familiar desde hace más de 100 años; estas tierras fueron aradas y mantenidas por algunas de la máquinas que los Beckley todavía conservan y manejan en la actualidad.

 

La familia ha establecido a Blue Ridge Ranch como un tipo de coto de caza en la histórica propiedad, en donde ahora se utilizan camionetas Chevy que alguna vez trabajaron en la granja para ayudar a asistir y mantener una población creciente de venado bura. Es posible que el trabajo haya cambiado, pero las camionetas, que van desde pickups como la K/10 1966 hasta la Tahoe 2014 más sofisticada, siguen funcionando.

 

De la misma forma en que los glaciares moldearon las tierras, la flota de Chevy que tienen los Beckley de uso rudo sin duda se forjó por la vida de trabajo arduo. Y como cualquier vista desde la cima aquí en Benge, Washington, todo ese trabajo trajo como resultado un excelente producto.  

Los granjeros de todas partes tienen que saber hacer de todo. Pero en lugares como la granja de los Beckley, en donde los vecinos más cercanos están a millas de distancia (o, como dice Gregg, "acá cerquita"), es difícil imaginar dueños que no sean autosuficientes. Mecánicos automotrices, carpinteros, ingenieros, fabricantes de herramientas e inventores son títulos con los que deben contar para mantener el negocio viento en popa.

 

Aquí, nada se pierde; las increíbles camionetas de trabajo como los modelos C50 y C60 de las décadas de los 1960 y 70 se mantuvieron y cuidaron meticulosamente, a pesar de los inevitables rayones y abolladuras. Un taller enorme, que se organizó para hacer de todo, desde trabajar sobre las carrocerías hasta desarmar transmisiones, como también un inventario de piezas de repuesto les permiten asegurarse de que las camionetas continúen funcionando.

 

"Es una filosofía conservadora", comenta Gregg sobre la fuerza que impulsa su estilo de vida, "y estamos dejando un legado de trabajo".  

Fabricar algo que dure no necesariamente significa la perfección eterna. Sin duda, los Beckley tienen algunas pickup que están en excelentes condiciones, una C20 Scottsdale 1978 en particular, pero la mayoría de estas camionetas están marcadas por décadas de servicio. Con el tiempo, el alambre de púa y las cajas de herramientas dejan sus marcas, mientras que el volante y los paneles de las puertas llevan las marcas de desgaste provocadas por los usuarios.

 

"Las personas como nosotros buscamos un estilo de vida diferente", comenta Gregg. Todas las camionetas que circulan por su granja respaldan esta idea.  

 

Chevy creó su programa Truck Legends para rendir homenaje a personas como los Beckley, que son fieles a la marca y todavía utilizan sus camionetas muchos años después de su lanzamiento. Pero no se necesita una leyenda para reconocer la belleza de la operatividad que puedes ver aquí.

 

Abrir las puertas, los cofres y las puertas traseras de la flota de la granja de los Beckley es como una pequeña clase de historia local. Cada rasguño trae consigo una historia. Cada parte que se ha cambiado forma parte del archivo. Aquí en Benge, en donde incluso el camino se llama "Benge", esa historia escrita sobre el metal es personal.

 

HISTORIA: SEYTH MIERSMA / FOTOGRAFÍA: CHAD KIRKLAND

*El precio de venta sugerido por el fabricante no incluye costo del flete, impuesto, título, licencia, cargos del concesionario y equipos opcionales. Haz clic aquí para ver los costos de flete de todos los vehículos Chevrolet.

|