2019-6-14 | Revista New Roads de Chevy

El camino secreto del taco en Dallas

En el corazón de Texas, cualquier viaje por la carretera, grande o chico, va acompañado de tacos.

Texas hace todo a lo grande, incluso las interestatales. Quienes visitan Dallas por primer vez pueden sorprenderse por la increíble cantidad de autopistas que rodean el área metropolitana. Se moldearon toneladas de concreto y acero para construir puentes reforzados y circunvalaciones que forman resortes alrededor del centro de la ciudad que se extienden hacia afuera, a las planicies de Texas. Dallas es una ciudad para conductores.

 

Entonces es natural que exista un lugar como Fuel City. Emplazada entre bajadas y subidas entre el centro y el río Trinity, la gasolinera cubre cada expectativa de Texas. Fuel City es enorme: filas y filas de surtidores de gasolina, diesel e incluso gas natural comprimido; un imponente lavadero de autos de tres carriles, un rancho activo con ganado real, globos gigantes y una cantidad de neón que no desentonaría en Las Vegas. Ah, y también hay una piscina con un velocirraptor como guardavidas, ¿por qué no?

 

Con todo esto, este epicentro para llenar tanques con un glorioso estilo barroco sigue siendo más famoso por otra cosa totalmente diferente: tacos. Desde hace años, el establecimiento sirve comida tipo callejera de una taquería incorporada en la esquina del edificio. Y a pesar de lo singular que es Fuel City, su puesto de tacos no es para nada una anomalía. Si pasaste algún tiempo en Dallas, sabes que hay muchas gasolineras que te ofrecen una caja de tacos con tu tanque lleno. Tiene sentido para una ciudad en la que la gente se traslada mucho en auto. Estas taquerías en gasolineras incluso elevan el bocadillo humilde a niveles inesperados.

 

Siguiendo el consejo del aficionado a los tacos José R. Ralat, creador de blog sobre comida The Taco Trail, y con la ágil SUV compacta Chevrolet Trax como nuestro vehículo elegido, emprendimos camino a lo largo de esta impresionante ciudad de Texas que se convirtió en una sorpresa llena de deleite y sabor.

Los detalles importan

TRAX

48.4 PIES CÚB.

ESPACIO DE CARGA

31

MPG EN CARRETERA

138

HP

 

Carretera a comidas paradisíacas

Emprender un viaje en una Trax puede diversión en sí misma, pero mejora incluso más si tu destino incluye algunos de los tacos más sabrosos de Texas. Así te gusten a la barbacoa o al pastor, con tortilla de maíz o harina, con cebollas o cilantro, la Trax es tan versátil como tú.

Fuel City

801 South Riverfront Boulevard, Dallas | Premio: Mejor experiencia total

Fuel City es parte de la tradición de los tacos en gasolineras desde que la mayoría de los residentes de Dallas recuerdan, y ofrecen un bocadillo que solo se paga en efectivo las 24 horas, todos los días de la semana. Con un enorme estacionamiento para el negocio del tamaño de un gran supermercado, la estación y taquería es un lugar de encuentro para grupos de todo tipo. Puedes pasar por la mañana para disfrutar un par de tacos y cargar unos galones de gasolina, o darte una vuelta un domingo por la tarde para ver el impresionante, inevitable e improvisado show de automóviles. Fuel City es un espectáculo a cualquier hora, y una parada fundamental en una visita a Dallas.

 

No importa a qué hora llegues, el personal veloz como un rayo está siempre preparado para atenderte, y los tacos de pollo mechado servidos al estilo clásico con cilantro y cebolla son una buena opción para los que llegan por primera vez.

 

Mientras esperas el pedido de tus tacos y miras el desfile inevitable de personajes que parecen frecuentar este lugar, elige elote como guarnición, que es un bocadillo mexicano clásico. Hay vendedores ambulantes que te sirven este delicioso tazón de maíz tostado recubierto con sal, chile en polvo, mantequilla, jugo de lima y crema fresca, y es el acompañamiento perfecto para un plato de tacos de Fuel City.

No Name Taqueria

101 Industrial Boulevard, McKinney | Premio: Mejores opciones sin carne

Subimos a la Trax para dirigirnos al norte y después de un cómodo viaje de 32 millas por carretera desde Dallas nos encontramos con este establecimiento sin nombre en la esquina de Industrial Boulevard y South McDonald Street, en el pintoresco vecindario alejado de McKinney.

 

La falta de nombre de esta taquería se ve compensada en grande con su comida. El mostrador estilo deli informa los gustos de taco disponibles del día, que varían desde barbacoa y carnitas, la opción obvia pero bien ejecutada, al verdaderamente notable borrego (cordero). Con un toque original, el restaurante también ofrece opciones sin carne como tacos de nopales (cactus) y de papitas, con cubos de patatas crocantes y con la cantidad justa de sal, y en general bastante superiores a las versiones aguadas que hay en otros lugares. No esperes ver las mismas opciones todos los días, pero sí trata de venir con hambre y ganas de vivir una aventura.

 

Y mientras estás aquí, puedes recorrer el centro de McKinney. Después de una buena comida deberías tener toda la energía que necesitas para aprovechar al máximo las boutiques, casas de antigüedades y espacios públicos geniales de esta pequeña ciudad de Texas.

Consejo sobre tacos: pide como si fueras del lugar

Te mostramos cómo pedir tacos de gasolinera sin parecer un turista.

Debes saber dónde pagar:  

Busca la caja. En muchas de estas taquerías tienes que pagar en la gasolinera y pedir en el mostrador de tacos. No olvides tu recibo, que por lo general es la comanda para el cocinero.  

Acerca de ese recibo:  

No especifica tu pedido. En la mayoría de los casos ese trozo de papel indica que pagaste, pero igual deberás decirle al cocinero qué tacos deliciosos buscas.

Elige el tipo de harina:  

No es un taco si no tiene tortilla, y aunque la de maíz es la opción obvia para esta comida callejera, si prefieres puedes optar por tortillas con sabores más leves. Si no te preguntan, deberías hacerlo tú.  

Todo es para llevar:  

Recuerda: estás es una gasolinera. Posiblemente te entreguen tus tacos en un recipiente desechable o un plato de papel. Si eres selectivo con respecto a dónde te sirven la comida, te recomendamos que busques otro tipo de lugar.

Bachman Lake Tacos  

3311 West Northwest Highway, Dallas | Premio: Los mejores condimentos

Sencillamente no puedes perderte este lugar en el noroeste de Dallas, cerca de Bachman Lake Park: un edificio amarillo brillante que vende tacos callejeros tradicionales de México que es fácil de ver, incluso durante la activa mañana de tránsito hacia el trabajo. En este estacionamiento muy activo, el tamaño práctico de la Trax compacta demuestra su valor. El crossover del tamaño correcto nos ayudó a entrar en espacios muy concurridos, para poder deleitar nuestras papilas gustativa con un poco de cerdo picante.

 

Los expertos podrían no estar de acuerdo con respecto a si hay diferencia entre los tacos de trompo callejeros de Ciudad de Médico que Bachman publicita con tanto colorido y los también deliciosos tacos al pastor, pero los resultados no tienen discusión: no podrás parar de comer los tacos de Bachman. Las atractivas hebras de cerdo condimentado tienen una profundidad de sabor bien desarrollada, un dejo de sabor ahumado y algo de picante al final. No dejes las rodajas de cebolla en el fondo de tu caja. Junto con una salsa de jalapeños realmente cremosa, son el acompañamiento perfecto para el cerdo.

 

Entre la excelente comida y los alegres murales con temática de taco dentro del edificio, esta sede de Bachman es un bicho raro, en el sentido de que tiene un bonito espacio con asientos en su interior. No hay dudas de que este debería ser uno de tus destinos en tu próximo paseo a través de Dallas.


Datos curiosos

  • A los estadounidenses les gustan tanto los tacos que tenemos un día nacional para homenajearlos: el 4 de octubre es el Día Nacional del Taco.
  • Hoy es posible encontrar camionetas de venta de tacos en todo el país, pero desde Nueva York dicen que fueron los primeros en los EE. UU., en 1966.

El Tacaso 

10025 Harry Hines Boulevard, Dallas | Premio: Los mejores tacos para el desayuno

Principalmente probamos tacos para la cena, pero no sería una excursión sobre tacos de Dallas sin algún desayuno. Así que una mañana nos subimos a los espaciosos asientos delanteros de la Trax para dirigirnos a El Tacaso. Está abierto 24 horas al día, pero con los tacos a base de huevo con una preparación excelente de tocino, jamón, chorizo o patatas, pasar temprano es una buena idea (eso hacen los lugareños).

 

Tampoco es mala idea volver para la cena. "Los tacos para el desayuno de El Tacaso son deliciosos", dice José Ralat, "pero la barbacoa tiene el sabo profundo, intenso, duradero que viene de una cocina que no escatima recursos. Se queda en tus papilas gustativas y en tu memoria por horas". El personal de El Tacaso es tan encantador como su comida, por eso este lugar es uno de los más elegidos por consumidores seriales de tacos.

 

El hecho es que Dallas está repleta de taquerías en gasolineras; comimos una selección de ejemplos verdaderamente excepcionales de este género de restaurante, pero parte de la diversión es encontrar tu propio "lugar secreto". Con los tacos, al igual que con cualquier tipo de aventura, la búsqueda es una parte fundamental de la diversión. Sal a explorar, y no olvides tu apetito.

 

 HISTORIA: SEYTH MIERSMA / FOTOGRAFÍA: JODY HORTON

|