2020-06-05 | Revista New Roads de Chevy

Giving Back, Not Giving In

Protectora de mascotas

Los propietarios de Chevy son el pulso de Estados Unidos. Y por todo el país están surgiendo historias de gente que actúa con integridad, generosidad y valentía. En nuestra serie "Giving Back, Not Giving In" queremos destacar a estos héroes cotidianos que dan de sí para ayudar a sus vecinos y comunidades a sobrevivir y prosperar.

 

Scout Bagley está muy al tanto de las dificultades a las que se enfrentan hoy en día los propietarios de mascotas de bajos ingresos. Una mujer que recibió una entrega gratis de la organización benéfica de Bagley de 20 años le dijo, "A veces no como, pero los gatos no comprenden cuando no puedo alimentarlos".

 

Ayudar a las personas a mantener a sus mascotas en la familia es el motivo por el cual Bagley creó Kibble2Care cuando el coronavirus cerró gran parte de su estado natal de Georgia en marzo. A mediados de mayo, ya había ayudado a alimentar a más de 230 animales de casi 140 familias con más de una tonelada de comida para mascotas donada (2,408 libras y sigue creciendo).

 

Bagley explica que ya hace varios años le surgió la idea de una despensa de alimentos para mascota. "Trabajé en un refugio local y algunas clínicas veterinarias. Recibíamos muchas mascotas porque sus propietarios, que tenían dificultades financieras, no podían mantenerlos. Lamentablemente, muchos de los animales que dejan sus propietarios son sacrificados, especialmente porque los animales vagabundos deben quedarse en refugios por siete días, lo cual significa que los animales entregados, por lo general, tienen menos tiempo.

 

Bagley, quien se casó este noviembre pasado, dice que la pandemia le dio la oportunidad de poner en marcha su idea. "Cuando apareció el COVID y me despidieron de la cafetería donde trabajaba, pensé: 'ahora es el mejor momento para hacerlo'". Sabía que había familias y mascotas que podrían estar sufriendo.

 

Bagley acudió a los medios sociales y publicó su idea allí. Una amiga le sugirió el nombre y así surgió Kibble2Care. "Algunos de mis clientes regulares de la cafetería me apoyaron desde el principio", comenta Bagley. A solo una semana de su despido, Bagley estaba distribuyendo comida para mascotas a algunos propietarios de mascotas de su pueblo natal de Cumming y en los condados de Forsyth y Dawson, al noreste de Atlanta.

Cuando apareció el COVID y me despidieron de la cafetería donde trabajaba, pensé: 'ahora es el mejor momento para hacerlo'.

Hoy, una página especial de Kibble2Care en las redes sociales mantiene a los fanáticos informados de lo que sucede y Bagley usa las redes sociales para buscar donaciones para mascotas que tienen necesidades alimentarias especiales. El sitio web Kibble2Care.org también acepta donaciones y le permite a los propietarios de mascotas pedir ayuda. De acuerdo con Bagley, los requisitos que su obra de caridad pide para solicitar asistencia son pocos, lo cual significa que puede ayudar a quienes tienen una dificultad temporaria, al igual que los que tienen problemas serios. "Es fácil pedir y conozco a cada solicitante", dice Bagley.

 

"He estado recogiendo productos en las entradas de las casas y luego transportando todo a mi casa para almacenar", afirma. Bagley usa la Chevrolet Silverado de su marido Cody porque maneja grandes recogidas y entregas con facilidad. "Cody ayuda con cosas pesadas y los amigos colaboran, pero prácticamente trabajo yo sola en este momento". (Chevy y Pistol, los dos perros de la pareja, mezcla de labradores, también ayudan).

 

Si bien Bagley ahora regresó al trabajo con una jornada de medio tiempo en la cafetería de su barrio, el futuro de Kibble2Care es su principal objetivo. "Creo que pronto estaré haciendo esto a tiempo completo", opina. "Cuando obtengamos el estado exento en impuestos 501(c)(3), y algunas subvenciones, eso hará que sea posible".

 

Actualmente, Bagley busca espacio en almacenes porque ya casi no tiene lugar en su casa. Y anhela comprar una camioneta comercial para reemplazar su SUV de dos puertas. "Diferentes compañías de comida para mascotas ya se han comunicado con nosotros y una vez que obtengamos nuestra exención en impuestos, podrán donarnos comida", explica Bagley, lo cual anticipa ayuda que le permitirá llegar a muchas más familias que lo necesiten.

 

Kibble2Care ya suministra dos bancos de alimentos locales y Bagley continúa realizando entregas individuales. Uno de sus viajes más memorables fue a lo de un caballero de 80 años con una afección respiratoria grave, quien vive en Murrayville, aproximadamente una hora de su casa. "Literalmente estaba aterrorizado de dejar su casa para obtener comida para sus gatos", por el COVID-19, comenta Bagley. "Eso realmente me conmovió".

 

¿Conoces a alguien que esté marcando una diferencia? Comparte una foto o historia en Facebook o Instagram con el hashtag #WhatWeDo y etiquetando a @chevrolet, o contáctanos directamente con su historia por email a la dirección .

 

HISTORIA: REX ROY / FOTOGRAFÍA: BLAKELY SHERIFF / ILUSTRACIÓN: KELSEY MONTAGUE

*El precio de venta sugerido por el fabricante no incluye costo del flete, impuesto, título, licencia, cargos del concesionario y equipos opcionales. Haz clic aquí para ver los costos de flete de todos los vehículos Chevrolet.

|