2019-10-8 | Revista New Roads de Chevy

Nuevas tradiciones

Holly Goddard Jones creció entre medio de viajes en carretera con la familia Chevrolet. Ahora, ella continúa la tradición con una nueva generación de niños y una nueva generación de vehículos.

Mi primer viaje en carretera lo hice en compañía de mis padres y mi hermano mayor. Nos llevaba el Chevrolet Nova 1970 de color verde oscuro que era de mi papá y viajamos desde nuestra ciudad natal en el sur de Kentucky hasta Great Smoky Mountains. En realidad, no éramos el tipo de familia que se iba de vacaciones; la agenda laboral de mi papá en la fábrica era ajustada y el bolsillo aún más. Las películas de la época me mostraban que en los grandes viajes de las familias estadounidenses no podía faltar el Station Wagon y se recorrían miles de millas hasta terminar en un parque temático, pero nuestras aventuras eran cerca de casa y nos divertíamos a nuestro modo.

 

Apostábamos por los placeres que ofrecía el parque nacional pasando por Gatlinburg y sus coloridos atractivos turísticos: caminos para hacer senderismo, recorridos por el museo Mountain Farm Museum y nuestros sandwiches con mucho jamón y papas fritas en las mesas de picnic al costado de la carretera que estaban tatuadas con las iniciales de adolescentes. Las montañas humeantes estaban a tan sólo cuatro horas y media de casa, pero cambiaron mi manera de ver las cosas. Y el Nova de mi papá me transportó y me permitió percibir el mundo de una manera más amplia.

 

En 2017, cuando mis hijos tenían 6 meses y 3 años, mi esposo y yo decidimos hacer un viaje familiar por la carretera partiendo desde nuestro hogar en Greensboro, Carolina del Norte hasta la región costera central de Maine, aproximadamente 1,000 millas cada tramo. Pero ejecutamos este plan anticuado de una manera indudablemente moderna: viajaríamos en nuestro nuevo Chevrolet Bolt EV completamente eléctrico. ¿Por qué? Bueno, los viajes por la carretera siempre son emocionantes y sosteníamos firmemente que la paternidad no debía ponerle fin a las aventuras. Pero también queríamos mostrarles a nuestros hijos el tipo de experiencias que enriqueció nuestra crianza...incluso en un vehículo completamente diferente.

Lo que nunca hubiéramos imaginado es esto: los viajes a electricidad, al menos en un auto con la autonomía y el espacio que ofrece el Bolt EV, es realmente una opción increíble para recorrer distancias con niños pequeños. Inclusive es ideal. El recorrido en carretera nos tomó tres días completos; comenzamos nuestro viaje hacia el noreste a fines de junio, giramos rumbo a Virginia Beach y recorrimos el pintoresco camino costero. Es una ruta excelente para viajar con un vehículo eléctrico, ya que tiene numerosas opciones de carga rápida de CC y las paradas eran un buen momento para sacar a los niños de sus asientos, comer algo y mostrarles cosas nuevas, incluso a nuestro bebé de 6 meses.

 

Disfrutamos de la salada brisa marina en un muelle en Delaware. Despertamos a nuestro hijo de su siesta para que pudiera ver a Nueva York en el horizonte y los edificios y puentes icónicos que hasta ese entonces había conocido sólo mediante libros de ilustraciones. Hicimos paradas técnicas en el Centro de visitantes Goddard de la NASA en Maryland y en el submarino decomisado Albacore de la USS en New Hampshire, en donde comimos mariscos fritos en mesas de picnic y disfrutamos de la brisa de junio que era un descanso del calor y la humedad de Carolina.

 

Este viaje también tuvo como punto final un parque nacional. Resulta que todavía no terminé de vivir experiencias que cambien mi forma de ver el mundo, ni siquiera siendo adulta. Esa vez, desde la cima rocosa de la montaña Cadillac en el Parque Nacional Acadia, mientras todos disfrutábamos del paisaje con el agua azul debajo nuestro, contemplé a mis amados niños y los comparé con la magnitud del vasto y maravilloso mundo natural.

 

Nuestros viajes por la carretera en vehículos eléctricos se convirtieron en una tradición y este año vamos por el tercero, que termina en el área rural de Quebec. Nos gusta la forma en la que nuestro Bolt EV nos empuja a tomar pausas para disfrutar de nuestros hijos, de nuestro país y de las maravillas de nuestro planeta. Y nos encanta haber podido demostrar que los grandes viajes por las carreteras de EE. UU. todavía tienen un lugar en un futuro más sustentable.

 

HISTORIA: HOLLY GODDARD JONES / FOTOGRAFÍA: CHRIS STRALEY

*El precio de venta sugerido por el fabricante no incluye costo del flete, impuesto, título, licencia, cargos del concesionario y equipos opcionales. Haz clic aquí para ver los costos de flete de todos los vehículos Chevrolet.

  • Autonomía eléctrica de 238 millas con el modelo 2017 según la EPA. La autonomía real puede variar dependiendo de diferentes factores tales como la temperatura, el terreno, la edad de la batería y la forma en la que utilizas y mantienes tu vehículo.

|