2020-3-2 | Revista New Roads de Chevy

Cosas de hermanas

Ya sea criar hijos, diseñar bolsas o escaparse a las montañas en una Chevy Tahoe, las cuñadas Brittany y Courtney McLachlan dicen que hacerlo juntas hace que la experiencia sea aún más entretenida.

Nada es tan fuerte como los lazos entre hermanas, excepto quizás el vínculo entre las cuñadas Brittany y Courtney McLachlan.

 

Las dos hacen prácticamente todo juntas. Se conocen desde la escuela secundaria, fueron a la misma universidad, se casaron con hermanos con sólo un mes de diferencia y viven a minutos una de la otra en ciudades al norte de Denver. También se aventuraron juntas con la Chevy Tahoe Premier 2016 de Brittany.

 

"Literalmente, hacemos vida juntas", cuenta Brittany, 33. Eso también implica apoyarnos mutuamente como mamás. "Ahora tenemos tres hijos entre las dos, y hacemos todo en equipo. Estamos criando a nuestros hijos 'comunalmente'", dice riendo.

 

El enfoque en la familia hasta inspiró a Brittany y Courtney, 29, a empezar un negocio juntas. Todo comenzó hace dos años con un viaje a Sudáfrica que hicieron con sus hijos, que en ese momento tenían 4 meses, 8 meses y 2 años. En los preparativos para el viaje probaron casi todas las pañaleras que había en el mercado pero no pudieron encontrar una que fuera "ideal" para su estilo de vida. Al regresar a casa, se propusieron el desafío de crear su propio bolso: uno que fuera lindo y práctico al mismo tiempo, y que le gustara a otras mamás como ellas. Su versión de pañalera estilo de mochila se lanzará este año. (Conoce más en su sitio web protealane.com.)

El diseño de estas pañaleras tuvo la influencia de los seguidores de Life Sweetened, la cuenta de Courtney en Instagram con la que se identifica con mamás ocupadas que hacen que la vida luzca increíble. "Es una una forma divertida de desahogarme", dice Courtney.

 

"Tenemos la suerte de poder quedarnos en casa y cumplir con la tarea de ser mamás como primer punto y además poder materializar algunos de nuestros sueños y jugar a ser emprendedoras", añade Brittany.

 

De más está decir que el ritmo de vida se vuelve bastante frenético para estas dos "mamás empresarias", especialmente ya que sus esposos también trabajan desde casa llevando adelante su propia empresa de diseño de juguetes y juegos. Para un bien merecido descanso, las familias eligen escaparse a las montañas aledañas aprovechando todas las capacidades de la Tahoe.

 

"Hay algo que tienen las montañas que te hacen sentir en paz", dice Courtney. "Estar ahí te calma y además te quita todas las preocupaciones y todo el estrés que cargas. Está a tan sólo una o dos horas en vehículo. Es el plan perfecto para tomarnos un tiempo libre y simplemente disfrutar en familia". Y se pone aun mejor: no hay cobertura de servicio móvil. "Te obliga a desconectarte, que es lo que todos necesitamos", comenta.

 

Un lugar al que les encanta ir es una cabaña que construyeron los abuelos de Brittany cerca del monte Elbert en Colorado. Levantarse y emprender viaje hacia las montañas es sencillo en la Tahoe 2016 de Brittany, que compraron con Matthew antes de la llegada de su segundo hijo. "Sabía que íbamos en esa dirección y nos entusiasmaba la idea de tener un auto familiar de calidad que nos permitiera llevar una carriola doble gigante y todo el equipaje que fuera necesario y que al mismo tiempo nos ofrezca todo el espacio que precisáramos", recuerda Brittany.

La Tahoe ofrece mucho espacio para todo lo que los McLachlan necesitan en su ajetreada vida, ya sea para llevar a los niños y todas sus cosas, transportar todos los accesorios para las sesiones de fotos o simplemente para llevar a toda la familia de paseo al aire libre para refrescarse y descansar.

Ya sea que Brittany y Courtney transporten todo lo necesario para su producción fotográfica o bien salgan a hacer mandados en la ciudad con los niños, la Tahoe cumple con lo que se le pide. "Cuando vas de un lado para el otro, puedes llenarla de compras y pañales y todas las cosas que cargas antes de pasar por la ventanilla a comprar un café para llevar", remarca Brittany.

 

Con los asientos tipo butaca y el asiento en la tercera fila que trae la Tahoe puedes llevar a siete pasajeros cómodamente. "Puedo llevarla repleta de cosas o repleta de gente", dice Brittany. Esto es especialmente bueno cuando recibes visitas de fuera de la ciudad. "Es tan divertido que todos viajen en el mismo auto", explica.

 

Otro beneficio es la pantalla de video en el centro de los asientos traseros, que ayuda a mantener a su hijo más contento en viajes más largo, ahora que tiene edad suficiente para un asiento mirando al frente. "Ya le dije a mi esposo que mi próximo auto también será una Tahoe", dice Brittany.

 

HISTORIA: ANNE NAGRO / FOTOGRAFÍA: MATTHEW MCLACHLAN, MCLACHLAN PHOTOGRAPHY

|

*El precio de venta sugerido por el fabricante no incluye costo del flete, impuesto, título, licencia, cargos del concesionario y equipos opcionales. Haz clic aquí para ver los costos de flete de todos los vehículos Chevrolet.