FRENOS

La confianza de la mejor potencia de frenado

Para andar bien y seguro es fundamental que el sistema de frenos esté en óptimas condiciones. Las balatas, rotores y calipers deben repararse o cambiarse en los servicios regulares de frenos. Pero no te preocupes, tenemos lo que necesitas. Si estás notando indicios de desgaste o simplemente quieres que hagan una inspección de rutina a tus frenos, visita tu concesionario Chevrolet local para que los expertos del Servicio Certificado de Chevrolet te ayuden a salir a las calles de nuevo con confianza.

¿Tus frenos están dando indicación de que hay un problema?

A veces, los frenos de tu vehículo Chevrolet te alertarán cuando haya un problema. Sonidos como los silbidos y los chirridos son indicadores de que se necesita servicio para frenos. Aquí se encuentran algunas de las causas más comunes de la pulsacion y el ruido del pedal de freno:

  • Balatas gastadas
  • Rotores gastados o agrietados por el calor
  • Balatas sueltas en el caliper
  • Falta de aislantes acústicos o aislantes acústicos dañados
  • Torque irregular de los pernos o soportes del caliper
     

Elige partes del fabricante original

Cuando le compras tus partes directamente al fabricante, puedes estar seguro de que adquieres las partes correctas para tu vehículo, respaldadas por nuestra experiencia. Para los vehículos de GM, General Motors instala durante la producción partes genuinas de GM y partes originales de ACDelco o les otorga validez. Estas partes de mantenimiento, reparación, choque y tren motriz son diseñadas y probadas de acuerdo a normas rigurosas y respaldadas por General Motors.

Elige partes del fabricante original

Cuando le compras tus partes directamente al fabricante, puedes estar seguro de que adquieres las partes correctas para tu vehículo, respaldadas por nuestra experiencia. Para los vehículos de GM, General Motors instala durante la producción partes genuinas de GM y partes originales de ACDelco o les otorga validez. Estas partes de mantenimiento, reparación, choque y tren motriz son diseñadas y probadas de acuerdo a normas rigurosas y respaldadas por General Motors.

Ícono del concesionario de partes

Compra en el concesionario de partes de GM

¿Sabías que ahora puedes comprar partes genuinas de GM o de ACDelco directamente del origen? El concesionario de partes de GM es la tienda donde puedes adquirir en línea las partes del fabricante original, diseñadas para tu vehículo y construidas para durar. Compra las partes correctas para tu vehículo desde la comodidad de tu hogar.

La duración de una balata de freno

La vida útil de las balatas depende de los hábitos de manejo, cómo se usa el vehículo y de las condiciones de funcionamiento. Los sistemas de frenos están diseñados para ofrece 20,000 a 25,000 millas de vida útil de las balatas si se las exige mucho (como en áreas urbanas de mucho tráfico) y con un uso promedio la vida útil es de 40,000 a 60,000 millas. Dentro de los factores que reducen la vida útil de las balatas se incluye: frenado intenso frecuente, temperaturas elevadas (causadas por frenar a altas velocidades o por conducir en áreas montañosas), conducir con el vehículo sobrecargado y condiciones severas como áreas de alta corrosión con mucha suciedad y polvo en el camino.

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE FRENOS

P: ¿Cómo se cuándo tengo que cambiar los frenos?

R: Las balatas están equipadas con indicadores de desgaste que producen un ruido agudo cuando los frenos están gastados prácticamente en su totalidad. El ruido puede estar presente con o sin accionar el pedal de freno, pero cuando el ruido se escucha desde el indicador de desgaste, se deben cambiar las balatas lo antes posible. Los indicadores de desgaste sirven para generar ruido cuando a las balatas les queda material de fricción de aproximadamente 2 mm de espesor. En el caso de examinar el desgaste de las balatas mediante una inspección, éstas deben cambiarse cuando se alcanza un espesor de 2 mm o antes.

Los rotores de freno se marcan con un "espesor mínimo" en el proceso de fundición (normalmente entre 2 mm y 3 mm menos que el espesor del rotor nuevo). Los rotores se deben cambiar antes de que alcancen este espesor mínimo y no deben girarse si tienen un espesor menor que el indicado.

P: ¿Siempre debo girar o cambiar los rotores cuando cambio las balatas?

R: No. Si no se dan las condiciones como por ejemplo pulsación en el pedal o vibración del volante durante el frenado, y los rotores de freno miden al menos 1 mm más de espesor que la medida de descarte, entonces no necesitas girarlos o cambiarlos.

P: ¿Por que se pulsa el pedal de freno?

R: La pulsación en el pedal de freno y otras condiciones como la vibración del volante cuando frenas se dan a causa de una variación en el grosor del rotor de freno. Cuando una parte más gruesa del rotor gira a través del caliper, lo empuja hacia atrás y contra el líquido de freno, y esto se puede sentir en el pedal de freno. El líquido y el pedal de freno luego se relajan nuevamente cuando la parte gruesa sale del caliper. Este proceso produce una pulsación en el pedal y una "variación en la torsión de los frenos", lo cual puede mover el volante y los asientos. La pulsación del freno no es provocada por la deformación del disco. Sin embargo, con el tiempo, la distorsión del disco debido a temperaturas excesivas o una instalación y torsión incorrecta de los rines puede generar una variación en el espesor del rotor de freno. La pulsación del pedal de freno se corrige girando o cambiando los rotores de freno para eliminar la variación de grosor.

P: ¿Por qué mis frenos hacen un chirrido? ¿Cómo puedo detenerlo?

R: El chirrido de los frenos se da a causa de una vibración de alta frecuencia de los componentes de los frenos (rotor, calipers y/o balatas) como consecuencia de la excitación del proceso de fricción de los frenos. Se necesita una cantidad significativa de tiempo y de ingeniería para eliminar el chirrido de los frenos de los componentes del equipo original de frenos. Los componentes de los frenos están diseñados como un sistema completo y el desempeño original de fábrica solo puede garantizarse cuando se utilizan rotores y balatas de equipo original. Cuando los frenos hacen ruido, puede ser que estén dañados o que hayan sufrido un desgaste excesivo en uno o más componentes, lo cual provoca un ruido. Dentro de los componentes afectados se encuentran las balatas, el taco que amortigua el ruido, el cual se encuentra adherido a las balatas, o la superficie de fricción del rotor.


Además, se debe reconocer que los sistemas de freno de alto desempeño para las pistas que utilizan materiales de alto desempeño para las balatas siempre correrán un mayor riesgo de producir un ruido tipo chirrido en los frenos, incluso cuando ninguno de sus componentes esté dañado.

P: ¿Cuánto me durarán las balatas?

R: La vida útil de las balatas depende de los hábitos de manejo, del uso del vehículo y de las condiciones de funcionamiento. Los sistemas de frenos están diseñados para ofrece 20,000 a 25,000 millas de vida útil de las balatas si se las exige mucho (como en áreas urbanas de mucho tráfico) y con un uso promedio la vida útil es de 40,000 a 60,000 millas. Dentro de los factores que reducen la vida útil de las balatas se incluye: frenado intenso frecuente, temperaturas elevadas (causadas por frenar a altas velocidades o por conducir en áreas montañosas), conducir con el vehículo sobrecargado y condiciones severas como áreas de alta corrosión con mucha suciedad y polvo en el camino.

P: ¿Las balatas metálicas corroen los rotores?

R: Sí. Las balatas con un mayor contenido metálico tenderán a operar con una mayor fricción abrasiva y las partículas metálicas de las mismas tendrán un contacto directo con la superficie de los rotores de freno. El uso de balatas metálicas creará más polvo de freno y acortará la vida útil de los rotores. Las balatas orgánicas sin asbestos (también conocidas como balatas cerámicas) que se utilizan en la mayoría de los vehículos de GM en Norteamérica desarrollan una lámina de transferencia, una capa de material en la superficie de la balata y del rotor que actúa como un almohadón (a escala microscópica) entre estas dos piezas y las protege a ambas del contacto abrasivo que provoca desgaste.

P: Mis balatas tienen mucho polvo. ¿Es normal?

R: El polvo en los frenos aparece, en cierta medida, en la mayoría de los sistemas de frenos, pero aparece mayormente en los sistemas con balatas metálicas y en los sistemas de frenos de alto desempeño. El polvo en los frenos es una mezcla de la suciedad de los rotores, los componentes más importantes, y la suciedad de las balatas. Los materiales de las balatas que desgastan los rotores de forma más agresiva provocarán más polvo.

 

P: ¿Todos los rotores de freno son iguales?

R: Generalmente hay diferencias considerables entre los equipos originales y los rotores de freno del mercado de recambio. A pesar de que los rotores de frenos diseñados para ajustarse al mismo vehículo generalmente serán similares en su apariencia y dimensiones, pueden existir diferencias en el diseño en la paleta interna de refrigeración, el grosor de las placas de freno (sobre las cuales se apoyan las balatas) y el grado y especificación del material del hierro fundido. En cuanto a los rotores de freno del equipo original, estos son sometidos a análisis y pruebas significativas para determinar la geometría adecuada y así minimizar la distorsión térmica y el ruido tipo chirrido como también para maximizar la refrigeración. El mismo rigor se aplica a la selección del material, el cual también es uno de los factores que puede provocar ruido como también fricción y desgaste.

 

  • Nuevos propietarios y arrendatarios de modelos de vehículos de los años 2020-2022. La visita de mantenimiento debe llevarse a cabo en un concesionario Chevrolet, Buick o GMC elegible en el término del primer año de la entrega del vehículo. No incluye filtros de aire. Visita tu concesionario participante para ver los detalles completos y otras restricciones.

  • La visita de mantenimiento debe llevarse a cabo en un concesionario Chevrolet en el término del primer año de la entrega del vehículo. La visita de servicio consta de cambio de filtro y aceite Mobil1® /inspección de múltiples puntos. No incluye filtros de aire. Visita tu concesionario participante para ver los detalles completos y otras restricciones.

  • La visita de mantenimiento debe llevarse a cabo en un concesionario Chevrolet en el término del primer año de la entrega del vehículo. No incluye filtros de aire. Visita tu concesionario participante para ver los detalles completos y otras restricciones.

  • La visita de servicio se debe completar dentro de los 24 meses de la entrega del vehículo. La visita de servicio incluye cambio de aceite y filtro ACDelco/rotación de neumáticos/IVP. No incluye filtros de aire. Visita tu concesionario participante para ver los detalles completos y otras restricciones.

|