• La vida con Chevy La vida con Chevy
  • Popular
  • Reciente

Cuando tu vehículo tiene lazos familiares
 

Por Greg Barbera
 

No fue amor a primera vista.

Pero crecí amando a mi camioneta pickup.

Probablemente, porque fue mi primer vehículo: lo compré nuevo, en 1991.

Heredas una cierta libertad cuando te conviertes en dueño de una camioneta: la libertad de ir a donde deseas y la libertad de transportar lo que quieres, a donde quieras.

Se convirtió en mi mejor amiga. Dormí en la caja bajo las estrellas, acampando en el desierto, y alimenté la fogata con la mitad de una leña que llevé allí hasta casa.

La camioneta también se convirtió en la mejor amiga de todos los demás. Cuando tienes una camioneta, te das cuenta que tienes amigos que no sabías que tenías. Eres la persona a la que llaman para realizar mudanzas y cuando alguien necesita llegar a los senderos para bicicletas de montaña de un solo carril en la base de la montaña (porque puedes guardar las bicicletas en la parte trasera).

La camioneta viajó conmigo desde California hasta Carolina del Norte: una hazaña de destino manifiesto inverso que me llevó hacia al este, a la costa donde nací.

Estuvo allí para el nacimiento de mis dos hijos, y pronto se convirtió en su favorita para andar cuando fueron creciendo. Les ofreció una perspectiva diferente cuando viajaron en el asiento del acompañante y les permitió ver el paisaje recorrido con una nueva mirada.

La camioneta transportaría la madera que utilizamos para construir su casa del árbol y también sus patinetas hasta la pista pública local.

Era el vehículo perfecto para todo uso, limitado únicamente por mi falta de imaginación. Algunos días, la caja era utilizada como base para jugar a la mancha en el vecindario. Otras veces, la puerta trasera funcionaba como un asiento improvisado para ver los partidos de fútbol de mis hijos o los espectáculos de fuegos artificiales de la ciudad.

Mi camioneta no era solo un vehículo, ni solo un medio de transporte. Para mis hijos, mi camioneta era un miembro de la familia, que formaba parte de sus vidas al igual que el gato de la familia o su pez beta. Hacían sorteos para ver quién iba con papá al mercado o a buscar algunas piezas para hacer tareas de reparación en el hogar, que se convertían en trabajos monumentales y emocionantes porque "requerían" el uso de la camioneta pickup.

Cuando la camioneta se jubiló, es decir, cuando la cambié por un vehículo nuevo porque ya estaba muy vieja y tenía mucho millaje recorrido, mis hijos y yo nos sentimos muy tristes.

Pero continuamos compartiendo nuestras historias acerca de la camioneta, y algunos días podemos ver su viejo fantasma color gris carbón con una caja repleta de leña deambulando por las calles de nuestra ciudad.

From holding down the home front to taking on the road, the Chevy Silverado is always up to the task. Es una camioneta fabricada para que puedas realizar todas tus tareas del día.

Greg Barbera de DadCentric es un papá blogger, editor de una revista de cervezas y el cantante/bajista de la banda punk Chest Pains. Vive en Chapel Hill, Carolina del Norte. Puedes seguirlo en twitter en @gregeboy, tumblr, Facebook y Blogger. ¿Quieres conocer más sobre él? Búscalo en Google.


Cerrar

Costos de flete

Para que puedas hacer una comparación adecuada de precios con los precios que aparecen en otros sitios de Internet, GM ofrece precios de Internet con y sin costo del flete (ver precios que incluyen el costo del flete a continuación). Para obtener todos los detalles de precios, visita la sección Diseña el tuyo.